Sin temor a la Palabra


…no es más que un papel, no le temas;

míralo fijamente, a ojo abierto,

y deja caer sobre él

como un llanto incomprendido

las palabras.

No dejes nunca la muerte

para el último día,

pues es realmente lo último que harás;

habla de ella como una hermana,

caprichosa la pendeja.

Fúmate un cigarro,

si quieres,

disfrútalo,

tomate tu tiempo,

y se conciente del mal que te provoca,

acábalo, apágalo,

y continúa en lo que estabas…

no lo pienses solo hazlo,

deja que tu mano hable

y tu boca calle…

Que no se mezclen,

que no se trencen las palabras

y vallan donde ellas quieran ir,

guíalas tú,

pon en orden las palabras,

y diles a donde vamos…

20- dic. 2006

No hay comentarios:

Datos personales - Leafar Sajor